Pintar furgonetas de empresa y vehículos industriales

“Una imagen vale más que mil palabras, y la buena imagen de la empresa vale el incremento de ventas que logra”.

Por eso cada vez más empresas rotulan sus furgonetas y vehículos comerciales, siguiendo al sentido común y los  principales expertos en comercialización de productos y en marketing, que coinciden en los efectos positivos que logra la buena imagen corporativa de una empresa frente a sus clientes y acreedores logrando objetivos tales como:

  • incremento de la confianza del consumidor en el producto o servicio
  • mayor identificación de nombre y marca
  • mejora en la memorización de nombre y marca concreta
  • aumento de la visibilidad de la marca como publicidad en carretera, calles, etc.

¿y si la furgoneta de la empresa o el coche del comercial tiene golpes, está bajo de pintura, tiene el rótulo de la marca de la empresa deteriorado…?

Los efectos positivos desaparecen y se crean otros nuevos y negativos como:

  • desconfianza en la marca: una mala imagen transmite la sensación de que la empresa tenga problemas, no cuide sus productos y servicios, sea despreocupada…
  • genera dudas sobre la calidad de los productos y servicios de la empresa
  • se crea un impacto negativo en el efecto recordatorio de la marca.

En general, si por ejemplo la empresa que reparte material sanitario a las farmacias, lo hace con una furgoneta descuidada, los clientes tenderán a pensar que la higiene del interior, o incluso de los almacenes de la empresa, no es adecuada, y rechazarán dichos productos… éste ejemplo, en sectores más sensibles como el de la alimentación, la sanidad, etc., es muy habitual, y crea serios problemas de ventas.

Hay quién piensa que el estado de la chapa y pintura de la furgoneta o el coche de la empresa en otros sectores no tiene tanta importancia, sin embargo, los problemas negativos, y la pérdida de oportunidad de los efectos positivos de una furgoneta o coche bien pintados, rotulados y limpios, es igual para todos los sectores.

En Carrocerías Garper, a menudo tenemos clientes de empresa que vienen a recuperar y reparar la chapa y la pintura de sus vehículos industriales, y todos coinciden que la mejora es espectacular! os dejamos con unos ejemplos de trabajos recientes con furgonetas de empresa (en este caso, ambas de alimentación):

Anuncios

Pulir y Reparar Arañazos y Rayones

Seguro que habéis visto en la TeleTienda los rotuladores y demás productos milagro que aseguran (y muestran sin pudor alguno) poder eliminar todo tipo de rayonazos… todo es falso!!!

De verdad no os molestéis en gastar ni un solo euro en cualquier producto que prometa reparar o pulir rayonazos, porque no existe ningún producto con esa capacidad.

Si es cierto que si son arañazos que solo han dañado el barniz, podemos pulirlos con un polis un poco abrasivo y si no da resultado, se trata con polis fno para darle más brillo y la pieza. En GARPER nos vienen bastantes coches nuevos con pequeños de estos arañazos que a menudo provocan el pasar cerca de maleza, que alguien se siente o apoye en el coche, etc, y la verdad que podemos disimularlos porque la pintura no ha sido tocada.

Sin embargo cuando el rayón es profundo y llega a la pintura no queda más remedio que volver a pintar la pieza.  Si no conseguís quitar el rayonazo,  podéis lijarlo con una lija P1500. Una vez eliminado afinaremos el lijado con una P2000 y si hace falta hasta una P3000. Después repetimos el proceso de pulido anteriormente descrito.

Efectivamente, un rayonazo que toque la pintura puede llevarnos mucho trabajo repararlo, pero se puede hacer, y recuperar el buen aspecto de nuestro vehículo 🙂

En GARPER además de reparar carrocerías y pintar vehículos en Gijón, disponemos de un servicio de reparación rápida de este tipo de problemas estéticos como los pequeños rayones y golpes, que incluso podemos solucionar en el mismo día.