Hervidos o burbujas al pintar vehículos

Los hervidos son unas burbujas que aparecen cuando ya hemos acabado de pintar y la pintura comienza a secarse.

Esto se debe a que durante el proceso de secado los disolventes se evaporan, haciéndolo de modo más rápido en las capas superficiales que en las más profundas. Las burbujas que vemos son partículas de disolvente de las capas internas que se evaporan pero que no les da tiempo a salir porque las capas superficiales se han evaporado demasiado rápido y se ha secado. Esta diferencia de evaporación entre capas puede deberse a que tenemos demasiada temperatura en el aire, a que usamos disolventes demasiado volátiles (probar disolventes de evaporación mas lento) o a que damos manos muy cargadas de material.

Si nos han salido estos rizados o burbujas tenemos dos soluciones:

Menos recomendable por el riesgo de mal acabado que supone es, suponiendo que el hervido esté en las capas altas del barniz, lijar la zona hervida con lija P1200, luego con P1500, P2000 y P3000 de modo sucesivo. La idea es comer capas de barniz hasta eliminar los hervidos. Si los hemos conseguido quitar procederemos al pulido de la pieza con un polis abrasivo y después aplicaremos otro abrillantador.

La única que garantiza un buen acabado es la de volver a pintar la pieza. Para ello volveremos a aparejar la zona hervida y empezaremos otra vez el proceso de pintado.

Si nos salen hervidos tenemos que revisar nuestro proceso de pintad, los materiales que usamos, y el box de pintado en el que estamos trabajando, para que no nos vuelva a ocurrir.

Anuncios