Pintar furgonetas de empresa y vehículos industriales

“Una imagen vale más que mil palabras, y la buena imagen de la empresa vale el incremento de ventas que logra”.

Por eso cada vez más empresas rotulan sus furgonetas y vehículos comerciales, siguiendo al sentido común y los  principales expertos en comercialización de productos y en marketing, que coinciden en los efectos positivos que logra la buena imagen corporativa de una empresa frente a sus clientes y acreedores logrando objetivos tales como:

  • incremento de la confianza del consumidor en el producto o servicio
  • mayor identificación de nombre y marca
  • mejora en la memorización de nombre y marca concreta
  • aumento de la visibilidad de la marca como publicidad en carretera, calles, etc.

¿y si la furgoneta de la empresa o el coche del comercial tiene golpes, está bajo de pintura, tiene el rótulo de la marca de la empresa deteriorado…?

Los efectos positivos desaparecen y se crean otros nuevos y negativos como:

  • desconfianza en la marca: una mala imagen transmite la sensación de que la empresa tenga problemas, no cuide sus productos y servicios, sea despreocupada…
  • genera dudas sobre la calidad de los productos y servicios de la empresa
  • se crea un impacto negativo en el efecto recordatorio de la marca.

En general, si por ejemplo la empresa que reparte material sanitario a las farmacias, lo hace con una furgoneta descuidada, los clientes tenderán a pensar que la higiene del interior, o incluso de los almacenes de la empresa, no es adecuada, y rechazarán dichos productos… éste ejemplo, en sectores más sensibles como el de la alimentación, la sanidad, etc., es muy habitual, y crea serios problemas de ventas.

Hay quién piensa que el estado de la chapa y pintura de la furgoneta o el coche de la empresa en otros sectores no tiene tanta importancia, sin embargo, los problemas negativos, y la pérdida de oportunidad de los efectos positivos de una furgoneta o coche bien pintados, rotulados y limpios, es igual para todos los sectores.

En Carrocerías Garper, a menudo tenemos clientes de empresa que vienen a recuperar y reparar la chapa y la pintura de sus vehículos industriales, y todos coinciden que la mejora es espectacular! os dejamos con unos ejemplos de trabajos recientes con furgonetas de empresa (en este caso, ambas de alimentación):

Anuncios