Aparejos

Básicamente se usan 2 tipos de aparejos, el de 2 componentes ( aparejo más catalizador ) y el de 1 componente ( aparejo en spray ). El de dos componentes es un aparejo de alto espesor. Su aplicación se realizaría dando una primera mano suave encima de la masilla y después otras os mas “mojadas”. El tiempo de secado es de unas 8 horas a temperatura ambiente (unos 20Cº). Después lo lijaremos con P500 si son colores metalizados y con P360 o P400 si son colores acrílicos.

El aparejo de un componente es mucho mas fino, no tiene poder de cubrición, y se usa básicamente para crear una capa aislante entre la masilla y la pintura. Tiene la ventaja de que seca en unos minutos (gran parte del aparejo es disolvente el cual se evapora rápidamente) sin embargo no se puede abusar de él porque la pintura que se aplique encima puede atacarlo produciendo rechupones o mermados.

Anuncios

Eliminación de descuelgues y arrollones

Eliminar descuelgues de barniz y esmaltes de la carrocería.

Se trata de eliminar el sobrante de esmalte (descuelgue o arrollón) sin dañar el material de alrededor con el objeto de conseguir una superficie plana. Actualmente se una especie de lámina o cuchilla metálica que se pasa por el descuelgue cortándolo. Hay que tener cuidado de no clavar la cuchilla en la carrocería pues corremos el riesgo de dejar muescas que pueden resultar imposibles de eliminar.

Lo que haremos será pasar la lámina casi tumbada con respecto a la pieza a lijar para evitar que se clave. Asimismo el movimiento lo haremos siempre en el sentido del descuelgue y no en contra pues corremos el riesgo de levantar el barniz.

Una vez cortemos el descuelgue procedemos a lijarlo con lija P1500 y posteriormente con lija P3000, siempre ayudándonos de agua. Después pulimos la pieza y listo.

Hay gente que prefiere el método tradicional y lijarlo directamente con las lijas anteriormente descritas ayudándose con un taco de goma. El riesgo que tiene es que a la vez que se lija el descuelgue, también se lija el esmalte de alrededor pudiendo alcanzar la pintura. En este caso hay que volver a pintar.

Yo personalmente hago una combinación de ambos, empiezo con la cuchilla para quitar lo mayor (tiene la ventaja de que no eliminas el barniz de alrededor) y acabo lijando ayudado con el taco de goma.

Otra solución que personalmente aplico es empapelar los descuelgues y pasar la lijadora con P400, P600, P800 y P1000. Al estar el descuelgue empapelado no hay peligro de alcanzar el esmalte que está bien y se tarda menos tiempo que con la cuchilla y el lijado a mano. Una vez hallamos quitado la mayor parte del descuelgue acabaremos con las P1500 y P2000 a mano.

Descuelgues de la pintura

Los descuelgues de pintura, también conocidos como lágrimas, consisten en un corrimiento de la misma y que pueden deberse a varios factores:
Podemos aplicar demasiado esmalte creando una capa gruesa de producto.
Puede ser que la mezcla sea incorrecta y que el esmalte esté muy diluido, favoreciendo su descuelgue.
También puede ser que apliquemos el material a una distancia muy corta de la pieza con lo que acumularemos material en una misma zona. También puede ser que superpongamos en exceso las pasadas de ida y vuelta con la pistola.
También es importante pintar a unos 20ºC. Si pintamos a temperaturas frías el material tardará mucho en secar favoreciendo los descuelgues.
También podemos tener la boquilla de la pistola sucia con lo que el patrón de pulverizado sería incorrecto.

Los colores metalizados

Muchos tenemos coches con pintura metalizada, o queremos aprovechar el repintado del vehículo para pintarlo con esta característica y atractiva pintura, por lo que os explicaré en qué consiste.

Las pinturas de colores metalizados, tienen la presencia de polvo de aluminio y/o colores solidos. Los metalizados, a diferencia de los solidos, si tendrán una capa transparente arriba (barniz), y aunque también son quemados por el sol, están mucho mejor protegidos y se estropean mucho menos en el tiempo.

A la hora de igualarlos en reparaciones de partes de carrocerias y piezas, es mas complicado pues hay varios factores que influyen : presion de aire y cantidad de manos, grano del metal, controladores de reflejos y saturacion en algunos casos. También tendremos que estar atentos al ángulo o flop y al medio ángulo. El ángulo es cuando vemos la tonalidad del color de costado, es decir si tenemos la muestra frente a frente, pero si ponemos la pastilla de muestra en el coche vemos que cambia el tono del color. Lo mejor para evitar este tipo de problemas es difuminar las piezas adyacentes.

Si os van a pintar una parte del coche, y éste ya era metalizado, aseguraros de que el taller tiene pericia con esta pintura, y que va a realizar un difuminado de las piezas adyacentes, para que quede igualado. E igualmente un consejo repetitivo pero sumamente importante especialmente con estas pinturas más caras: observad que van a usar una pintura de calidad contrastada, y no otras más baratas que pueden presentar problemas en el corto plazo, como saltar, quedar desigualadas, etc.

Reparar y pintar la carrocería de un coche

¿Os habéis preguntado alguna vez cómo es el proceso de reparación de chapa y pintado de un coche?

Cuando hay una pieza de la carrocería dañada, habitualmente es más rentable y beneficioso para el propio vehículo, repararla. Para ello se utiliza masilla de moldeado fácil. Su función es la de adaptarse al abollón o corte, para ser moldeada hasta recuperar la forma original de la pieza.

La composición de materiales de la masilla debe facilitar el lijado y no puede ser poroso. A la hora de lijar es muy importante respetar el orden de las lijas para evitar defectos en el resultado final, de tal manera que empezaremos lijando la masilla con una P-80, seguiremos con una P-150 y acabaremos con una P-240. Lijando de este modo nos aseguramos que no queden rayas de lijado en la superficie de la chapa, ya que si nos saltamos este orden las rayas producidas se marcarán en la pintura. Lleva más tiempo esta manera de trabajar, pero el resultado es infinitamente mejor.

Cuando ya tenemos el cemento lijado con P-240 procedemos a aplicar el aparejo. Su función es la de conseguir una superficie lisa y regular allí donde hayamos aplicado masilla. Debe usarse un aparejo de alto espesor de dos componentes: aparejo + catalizador, y de fácil lijado con buena adhesión.

Es muy importante dejar secar bien el aparejo (8 horas a 20ºC) para que tras el pintado no de problemas como en algunas ocasiones ocurre por no respetar estos tiempos y temperaturas. Una vez seco totalmente, se lija con P-400 y se vuelve a lijar con P600. El resto de la pieza que no está dañada se lija con P1000 para matizarla (quitarle el brillo al barniz), de manera que podamos conseguir una buena adherencia tanto de la pintura como del barniz que apliquemos posteriormente.

Con la pieza preparada, procedemos al soplado para eliminar todas las partículas de polvo formadas durante el proceso de lijado. Hay que ser especialmente meticulosos con este proceso, además de hacerlo en un lugar que garantice la absorción de partículas en el aire. Bien soplado, se procede a limpiar la pieza con un desengrasante profesional para eliminar todo resto de contaminación de la pieza. Si quedase cualquier tipo de impureza pondríamos en peligro el proceso de pintado teniendo que volver a repetirlo.

Antes de pintar, es muy conveniente volver a soplar la peiza ayudándonos de una gamuza atrapapolvos para eliminar cualquier rastro de suciedad de última hora, y de nuevo en un túnel que garantice la limpieza del ambiente.

Asegurados de la pulcritud de la pieza a pintar, aplicaremos una primera mano de pintura suave, de manera que si se nos marca algún defecto, ser una mano suave, podremos limpiarla con mayor facilidad. Además si la primera mano la damos cargada, pueden salir rechupados.

Tras la primera mano de pintura suave, es imprescindible dejarla secar para un acabado final profesional de calidad.

Las siguientes manos podemos darlas más cargadas, pero es muy importante dejar que seque bien la pintura entre mano y mano, dándose tantas manos de pintura como sean necesarias hasta cubrir el aparejo. Habitualmente 2 o 3 manos son suficientes.

El proceso final llegar con el barniz: debemos aplicar 2 manos de barniz, la primera de manera suave, y la segunda más cargada, esperando 10 minutos entre mano y mano.

Efectivamente, reparar y pintar la chapa de un vehículo, por pequeña que sea la pieza, es un proceso muy laborioso, que requiere de materiales de primera calidad, equipos técnicos para lijar, pintar, secar, profesionales y en perfectas condiciones, gran destreza de los técnicos, y tiempo, una variable que define a menudo los acabados perfectos, de los buenos, regulares y malos.

Hello world!

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can always preview any post or edit it before you share it to the world.